Los cuidados del azafrán

El bulbo del azafrán es una planta aromática procedente de Asia Menor que se ha convertido en un componente de lo más apreciado en la mayor parte de los platos del mundo. Si eres un profesional de la venta de azafrán en España, seguro que sabes que debe tener unos cuidados adecuados para conseguir el resultado esperado. Si no es así, te lo contamos a continuación.

Descubre cuáles son los cuidados del azafrán

Aunque el azafrán es una planta bulbosa que es relativamente fácil de cuidar, solamente deberás tener en cuenta algunos detalles para que tenga una buena floración. Por ejemplo, el clima es fundamental. De hecho, es una planta que es capaz de adaptarse a distintas altitudes y temperaturas, que van desde los -15ºC hasta los 40ºC por lo que no resultará demasiado complicado su cuidado.

Eso sí, para cultivarlo adecuadamente, es preferible hacerlo en una tierra suelta que esté bien drenada y que tenga un alto contenido en calcio. Hay que evitar charcos de agua, puesto que no crece demasiado bien en lugares muy húmedos. El abonado tiene que aplicarse durante las labores de volteo de la tierra, a la vez que se añade materia orgánica perfectamente descompuesta como estiércol o compost. Esta se debe distribuir de forma equitativa en la zona en la que se desea plantar el azafrán. La poda tiene que realizarse en octubre, unos días previos a su floración. Lo mejor es hacer una poda ligera antes para mover la costra que exista en la superficie y así permitir que la floración se ejecute sin problemas.