¿Es realmente el azafrán un afrodisiaco?

El azafrán en hebra es una especie proveniente del oriente que tiene muchas aplicaciones debido a sus propiedades, hoy día se utiliza en la cocina en hebra envasado, en las terapias holísticas por su particular olor y sobre todo en el mundo de la medicina. Pero más recientemente se ha puesto de moda el uso de esta especie por sus propiedades afrodisíacas.

 Varias Universidades del mundo se han dedicado a estudiar las propiedades de esta especie, y se ha descubierto que funciona como un afrodisiaco natural, lo que la convierte en una de las especies más codiciadas y costosas del planeta.

Los estudios científicos demuestran que al consumir una pequeña dosis de la especie diariamente, las personas pueden mejorar significativamente su deseo sexual y esto se puede ver reflejado en los efectos fisiológicos que experimentan los hombres y mujeres, en el caso de los hombres por ejemplo, se ha demostrado que las erecciones son más prolongadas y esto se debe al aumento del flujo sanguíneo. 

¿Cuál es el origen del azafrán?

 El origen de esta especie se ubica en una región de la actual Turquía, se extrae de la flor de una planta llamada crocus sativus. Su uso lo ubicamos en casi todas las civilizaciones de la historia de la humanidad, desde la antigua Mesopotamia se han encontrado indicios de su uso en la medicina, perfumes, tinturas y condimentos.

Se sabe que la especie fue traída a España por los árabes, como uno de condimentos más utilizados en su cocina y desde España se ha extendido a toda Europa e incluso a algunas partes de América.