El mundo árabe y el azafrán

El azafrán en hebra es una especia muy arraigada, no solamente en la cultura y en la gastronomía española, sino en la cultura árabe también. De hecho, es una de las especias más preciadas en todo el Oriente Medio, sobre todo en Irán, el productor principal de este ingrediente en la actualidad.

Oriente Medio y el azafrán

El cultivo de azafrán se popularizó en Oriente Medio hace más de 3.000 años. Esto se conoce gracias a las pinturas rupestres encontradas en cuevas en lo que hoy es Irak y que fueron hechas con tintes y colorantes, cuya composición es muy parecida al azafrán. En cualquier caso, esta especia es usada en los países árabes como condimento gastronómico, colorante y complemento de distintos fármacos desde hace varios siglos. Hoy en día, Irán es el país que produce el 80% aproximadamente del total de azafrán en todo el mundo. Por este motivo, algunos llegan a declarar que el conocido como oro rojo es propio de esta región.

La gastronomía árabe es extremadamente rica en especias y condimentos, por lo que no es de extrañar que el azafrán sea uno de los ingredientes que más se utilizan en esta cocina. De hecho, es el aliado perfecto para potenciar el sabor de algunos de los platos más sabrosos de la cocina árabe. Uno de los más populares es la maqluba o maqlube, una receta que se asemeja considerablemente a la paella española y en la que se utiliza el azafrán como condimento estrella.