Cómo usar las hebras de azafrán en la cocina

Si no sabes cómo utilizar las hebras de azafrán en tu cocina por desconocimiento, a continuación, te vamos a contar cómo debes hacerlo. Como regla general debes saber que se deben usar entre seis y nueve hebras por persona a la hora de cocinar, pero que en cualquier caso se pueden modificar dependiendo del gusto de los comensales.

Hebras de azafrán para recetas

Unas hebras de azafrán que sean de calidad nunca se deben tostar ni calentar. Aunque es un error bastante común, lo cierto es que los productores ya se encargan de este paso, por lo que no hay que volver a hacerlo. En caso de llevarlo a cabo, se corre el riesgo de estropearlo y que no ofrezca el sabor adecuado en la receta en la que se utilice.

Por eso, una de la mejor manera de utilizarlo es infusionándolo previamente. Para ello hay que calentar en agua sin que esta llegue a ebullición. También se pueden triturar en un mortero, eso sí, que no sea de madera, y después añadir un poco de agua caliente o de agua. A continuación, se deben dejar reposar hasta que llegue el momento de utilizarlas. Este método es ideal para usar en arroces, siempre y cuando se añadan a la preparación cuando solamente queden unos cinco minutos para que se acabe de cocer el arroz. De esta forma se conseguirá un mayor sabor y aroma.

También se pueden usar las hebras de azafrán de esta manera en purés, cremas o salsas, colocándolas cuando solo resten dos o tres minutos para que terminen de cocer. Después, solo será necesario trituras la preparación y se conseguirá un plato exquisito.