¿Cómo usar el azafrán en hebra en la paella?

Uno de los grandes secretos de la paella es el azafrán, un condimento de gran aroma que no puede faltar en ninguna cocina. Se emplea en muchos platos por su característico sabor y por su capacidad para darle ‘color’ a las recetas. En la gastronomía española hay un plato en el que no puede faltar el azafrán en hebra, como es la paella. Pero no te conformes con cualquiera.

Método de uso

Para agilizar el proceso de elaboración de este plato, por lo general solemos echar las hebras del azafrán de manera directa, pero algunos expertos en este producto recomiendan usarlo de otra manera a la hora de echarlo a la paella o a cualquier otro plato.

Para sacarle el mayor provecho posible, te ofrecemos estas opciones:

  • Tienes la posibilidad de realizar una especie de infusión, en donde las hebras deben macerar unos minutos en agua caliente. Luego incorporas esta mezcla en el mismo momento en que le eches el arroz.
  • En un trocito de papel de aluminio, que tenga una forma de sobre para que nos permita cerrarlo, colocamos unas cuantas hebras de azafrán y justo debajo ponemos una pequeña mecha para conseguir un ligero tostado.
  • La última opción que te facilitamos es pasar por machacarlo y diluirlo en una cantidad reducida de agua.
Una de las grandes dudas que hay en torno a la paella es saber cuánta cantidad de azafrán se necesita. Con uno de calidad no se necesitará más de tres pistillos por comensal. Lo adecuado es echarlo en el momento en que se incorpora el arroz.