7 motivos por los que deberías incluir el azafrán en tu dieta

El azafrán es posiblemente la única especia capaz de conquistar con una gran intensidad al olfato, el gusto y la vista. Históricamente ha sido venerado por sus propiedades medicinales y por su aroma, sobre todo en el caso del azafrán en hebra. Pero cuenta con múltiples propiedades que le convierten en un producto muy especial.

Las ventajas del azafrán

A continuación, te damos los motivos por los que deberías incluir el azafrán en herba en tu dieta.

  • Es antioxidante: cuenta con un amplio espectro de compuestos vegetales que realizan las funciones de antioxidantes, moléculas que protegen las células contra el estrés oxidativo y los radicales libres.

  • Anticancerígeno: contribuye a neutralizar los radicales libres dañinos, vinculados con el cáncer.

  • Mejora el estado de ánimo: distintos estudios demostraron que la ingesta de 30 miligramos de azafrán resultaba tan eficaz como otros tratamientos contra la depresión leve.

  • Disminuye los síntomas del síndrome premenstrual: consigue reducir ciertos síntomas como los dolores de cabeza, irritabilidad y dolores. Simplemente olerlo durante veinte minutos permite reducir la ansiedad y bajar los niveles de la hormona del estrés.

  • Contribuye a perder peso: los suplementos de esta especia ayudan a disminuir de forma importante el apetito, el índice de grasa y de masa corporal. Por lo tanto, son una gran ayuda para los que quieran baja los kilos de más.

  • Reduce el riesgo de enfermedades cardíacas: gracias a las propiedades antioxidantes de esta especia se disminuye el colesterol en la sangre y consigue las arterias y vasos sanguíneos no se obstruyan.

  • Funciones de afrodisíaco: el azafrán consigue incrementar la libido, sobre todo entre aquellas personas que consumen antidepresivos. Varios estudios avalan que su consumo mejoró la función eréctil en hombres y la satisfacción general.