Consejos para cocinar con hebras de azafrán

Las hebras de azafrán son muy utilizadas para uso gastronómico. Pero para que otorguen el sabor que realmente se consigue con esta especia, se deben seguir una serie de consejos tanto a la hora de almacenarlas como de utilizarlas. Veamos algunos de ellos.

¿Cómo usar las hebras de azafrán en la cocina?

En el momento de almacenar las hebras de azafrán se debe hacer en un sitio seco, fresco y con una temperatura ambiente que no sea superior a los 25 ºC. De esta manera, se conseguirán los mejores resultados. De igual forma, se recomienda consumir esta especia antes de los tres años desde que se haya cosechado.

Para utilizarlas en la cocina, lo ideal es preparar una infusión con las hebras. De esta manera, se puede tener siempre a mano. Eso sí, una vez infusionado, hay que guardarlo en la nevera como máximo durante una semana. Esta infusión se puede preparar tanto con azafrán en hebra como con azafrán molido, la única diferencia va a ser el tiempo de infusión. En cualquier caso, cuando lo uses para hacer diferentes tipos de arroz, este te saldrá perfecto sin necesidad de usar ningún tipo artificial de colorante.

Si se va a usar en postres, con una pequeña cantidad será suficiente. Es conveniente igualmente infusionarlo en huevos, leche o con algún otro ingrediente líquido que se vaya a utilizar en la receta. Para 500 ml aproximadamente, bastarán con unas siete hebras. En cualquier caso, es fundamental recordar que la calidad del azafrán es primordial para que el resultado sea el esperado.

El azafrán: ingrediente fundamental en la paella

Las hebras de azafrán son el ingrediente principal de muchas comidas típicas españolas, como la paella, y también se utilizan en otros platos de todo el mundo.

¿Qué especias le dan sabor a la paella?

La paella es uno de los platos más típicos de la cocina española. Se trata de una elaboración a base de arroz que se cocina en una paellera, una sartén muy grande y plana. Las especias más comunes que se utilizan en la paella son el azafrán, el cilantro, el comino, la pimienta negra y la sal. Todas estas especias le dan al plato un sabor muy característico y único. El azafrán es quizás la especia más importante en la paella. Le da al plato un color amarillo intenso, además de un sabor muy particular.

¿Cuánto azafrán se le pone a la paella?

¿Cuánto azafrán se le pone a la paella? El azafrán es una especia muy utilizada en la cocina española, y en particular, en la paella. Pero ¿Cuánto azafrán se le debe poner a la paella? La respuesta no es muy sencilla, ya que depende de muchos factores, como el gusto personal, el tipo de paella que se esté preparando, etc. En general, se recomienda añadir una cucharadita de azafrán en polvo por cada kilo de arroz que se vaya a utilizar. Si se va a utilizar azafrán en hebras, se debe añadir una cucharada por cada kilo de arroz. También es importante tener en cuenta que el azafrán tiene un sabor muy fuerte, por lo que es fácil pasarse con la cantidad. Por eso, es importante ir probando la paella mientras se va preparando, y añadir más azafrán si se considera necesario.

Azafrán en hebras, en polvo o en cápsulas

La venta de azafrán en España es algo muy común. No en vano, es una especia tradicional de nuestro país desde hace miles de años. Se puede poner en venta en distintos formatos, tanto en hebras, como en polvo y en cápsulas. Aunque la mayor parte de la gente prefiere el olor y el sabor del azafrán en hebras, puede que te interese otra opción dependiendo de tus necesidades.

Distintas presentaciones del azafrán

El azafrán en hebras, además de usarse para sazonar comidas, también se utiliza como planta medicinal por sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, analgésicas y antiespasmódicas. Se puede usar en infusión para combatir el insomnio, para mejorar la memoria o para calmar el dolor menstrual.

Por otro lado, el azafrán en polvo o molido se usa para dar color a las comidas, especialmente a los arroces, así como para dar más sabor al cordero, al pollo y a todas las carnes en general. Una de sus ventajas es que con solo una pizca la comida se inunda de color, olor y sabor. Por último, el azafrán en cápsulas se usa como suplemento para tratar molestias digestivas, para ayudar a bajar de peso o para combatir la ansiedad.

Este azafrán tiene que ser prescrito por el doctor, ya que no es nada bueno para la salud tomarlo en cantidades altas. Otro de sus usos es como suplemento para la diabetes, especialmente de tipo 2 y para ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares. Los deportistas pueden utilizarlo para combatir problemas musculares, para aliviar el agotamiento excesivo y la fatiga.  

Motivos por los que el azafrán debe estar en tus platos

El azafrán en hebra o molido, es un condimento natural y una especia para aromatizar manjares. Además, se utiliza como conservante, colorante natural e ingrediente clave en muchas cocinas. Asimismo, algunas personas lo utilizan como medicina farmacéutica y tradicional.

Por ello, el azafrán perfecciona una amplia gama de cocinas en todo el mundo. Por ejemplo, es un excelente complemento de la paella, el pulao indio, los guisos iraníes, el marisco y las recetas de postres. También es un ingrediente clave en determinadas recetas francesas.

Propiedades nutricionales del azafrán

El azafrán tiene una gran variedad de compuestos vegetales que actúan como antioxidantes. Los principales antioxidantes del azafrán son la crocina, la crocetina y el safranal. Según los estudios, protegen las células contra los radicales libres y el estrés oxidativo.

La crocina y la crocetina son pigmentos carotenoides. Son los pigmentos que dan color al azafrán. Ambos compuestos tienen propiedades antidepresivas. El safranal da al azafrán su sabor y aroma únicos.

Beneficios del azafrán para la salud

El azafrán tiene un fuerte aroma y un hermoso color. Es una rica fuente de antioxidantes con numerosos beneficios para la salud. Además, el azafrán desempeña un papel fundamental en el tratamiento del asma. Es un agente emenagogo y adaptógeno. Por lo tanto, incluir potenciadores naturales de la inmunidad como el azafrán en tu dieta diaria puede ser de gran ayuda. El azafrán es un almacén de propiedades carminativas, diaforéticas y afrodisíacas.

En la antigüedad, se utilizaba el azafrán en preparados opiáceos como analgésico o calmante. Los estudios afirman que el azafrán eleva el estado de ánimo y combate el estrés oxidativo.

¿Es realmente el azafrán un afrodisiaco?

El azafrán en hebra es una especie proveniente del oriente que tiene muchas aplicaciones debido a sus propiedades, hoy día se utiliza en la cocina en hebra envasado, en las terapias holísticas por su particular olor y sobre todo en el mundo de la medicina. Pero más recientemente se ha puesto de moda el uso de esta especie por sus propiedades afrodisíacas.

 Varias Universidades del mundo se han dedicado a estudiar las propiedades de esta especie, y se ha descubierto que funciona como un afrodisiaco natural, lo que la convierte en una de las especies más codiciadas y costosas del planeta.

Los estudios científicos demuestran que al consumir una pequeña dosis de la especie diariamente, las personas pueden mejorar significativamente su deseo sexual y esto se puede ver reflejado en los efectos fisiológicos que experimentan los hombres y mujeres, en el caso de los hombres por ejemplo, se ha demostrado que las erecciones son más prolongadas y esto se debe al aumento del flujo sanguíneo. 

¿Cuál es el origen del azafrán?

 El origen de esta especie se ubica en una región de la actual Turquía, se extrae de la flor de una planta llamada crocus sativus. Su uso lo ubicamos en casi todas las civilizaciones de la historia de la humanidad, desde la antigua Mesopotamia se han encontrado indicios de su uso en la medicina, perfumes, tinturas y condimentos.

Se sabe que la especie fue traída a España por los árabes, como uno de condimentos más utilizados en su cocina y desde España se ha extendido a toda Europa e incluso a algunas partes de América.